¿Entre particulares o mediante una inmobiliaria?

Planteamos las claves principales de vender, comprar o alquilar una propiedad, para que elijas la forma que mejor se adapta a tus necesidades.

Withfor

13 agosto 2019 |

Vender, comprar o alquilar una vivienda es siempre un proceso complicado, delicado e importante. Queremos hacerlo con las mayores garantías, sin contratiempos y lo primero que debemos decidir es cómo lo afrontamos: ¿Nos hacemos cargo nosotros mismos o bien contratamos a una inmobiliaria especializada?

 

En primer lugar, no es lo mismo comprar una vivienda sobre plano que adquirir una propiedad de segunda mano. En el primer caso, la promotora deberá aportarnos toda la información de la promoción que se va a construir; en cambio, en el supuesto de una propiedad de segunda mano, debemos asegurarnos de la situación legal de la vivienda, su entorno, su estado material, etc. Por ejemplo, podemos encontrarnos con que existe una carga hipotecaria, que haya embargos en la finca o incluso cuestiones de herencias no resueltas. En estos casos, es muy recomendable la presencia de un profesional para resolver de la forma más adecuada estos temas.

 

En segundo lugar, debemos saber cuál es la mejor forma de hacer un contrato. Los contratos que se firman entre particulares están sujetos a la legislación civil, mientras que si optamos por hacer el proceso mediante una agencia inmobiliaria, entre el comprador y la inmobiliaria se aplica la normativa de consumo, además de las reglas generales del derecho civil.

 

Así mismo, es necesario ser conscientes que se ha de destinar un tiempo importante para adecuar la propiedad y dejarla en condiciones para el alquiler o venta. Una vez a punto, se ha de ver la mejor forma de realizar fotografías atractivas y luego subirlas a portales web importantes para promocionarla. Después de ello, llegarán una cantidad de peticiones a las que habrá que responder oportunamente, y visitas para las cuales habrá que separar tiempo. Sin embargo, todo este tiempo y esfuerzo puede ser reducido si se opta por contratar una inmobiliaria, la cual tiene como misión encargarse totalmente de este proceso.

 

¿Pero cómo elegir una inmobiliaria adecuada? Para acertar, debemos informarnos bien y valorar las agencias que actúan desde un punto de vista ético e incluso se rigen por un código deontológico inmobiliario. Es un valor añadido que nos puede hacer decantar la balanza, así como el hecho que la inmobiliaria esté cooperando con otras entidades y de esta manera ofrezca la posibilidad de llegar a un público más amplio.

 

 

Beneficios de trabajar con una inmobiliaria

 

Si optamos por confiar este proceso a una inmobiliaria profesional, tenemos garantizados algunos puntos clave en una compraventa o alquiler de inmueble.

 

Acertaremos en el precio. Si nos decantamos por un precio muy elevado puede que no vendamos nunca, mientras que si determinamos un precio demasiado bajo probablemente haremos un mal negocio. Un agente profesional le informará sobre cuál es el precio real de mercado, ya que dispone de diversos datos que le ayudarán a determinar el precio más adecuado.

 

Sacarás el máximo potencial a tu propiedad. Una agencia adecuará tu casa a las exigencias del mercado. A veces, una pequeña inversión puede aumentar el precio de la vivienda de un modo considerable.

 

Tu vivienda estará en todas partes. La agencia se encargará de promocionar tu propiedad en distintos canales: portales inmobiliarios nacionales e internacionales, web, redes sociales, emails, etc.

 

Te ahorrarás tiempo y estrés. Contratar una inmobiliaria profesional nos permite seguir haciendo nuestra vida con total normalidad, mientras la inmobiliaria se ocupa de todo. Además, nos asegura más probabilidades de éxito ya que cuenta con una amplia base de datos de posibles compradores y espacio en los portales más visitados en la búsqueda de vivienda. La inmobiliaria hará una selección previa de éstos y los acompañará en las visitas.

 

Tramitarán la compra y el préstamo. Un contrato mal redactado es una de las principales razones para no vender una propiedad entre particulares. Las inmobiliarias, una vez hechas las negociaciones, redactarán un contrato sin errores pues cuentan con un departamento jurídico que lo garantiza.

 

Como puede verse, las posibilidades son muchas y todas tienen sus puntos más y menos favorables. En un proceso tan decisivo como es la compraventa o alquiler de una vivienda, lo importante es escoger aquella opción que nos dé mayor tranquilidad y que se adapte a nuestras necesidades y deseos, pero ser consciente que es una tarea que toma tiempo y puede ser más compleja de lo que parece, y estar fuera de nuestro conocimiento. Una inmobiliaria ética puede inclinar la balanza desde un punto de vista justo, honesto y transparente, para acompañarlo en todo el proceso y lograr con éxito el objetivo.

Toda la información sobre cómo se calcula la plusvalía municipal en 2021

Al momento de vender o heredar una vivienda, también hay que tener en cuenta calcular la plusvalía municipal. Se trata de un importe que refleja porcentualmente el incremento del valor del suelo o terreno en donde está ubicada la vivienda,...

24 noviembre 2021 |

7 ejemplos de consumo responsable y sostenible que sí hacen la diferencia

¿Has pensado alguna vez que cada vez que consumes, tu acción tiene consecuencias? Sí, así es, cada acción tiene una reacción. Por eso, al comprar, debemos tratar de hacerlo de manera responsable, ya que todo tiene un impacto de alguna...

25 octubre 2021 |

¿Cómo saber el valor catastral de un inmueble?

Cuando llega el momento de realizar la compraventa de un inmueble, nos encontramos con varios conceptos que pueden ser un verdadero dolor de cabeza. Es buena idea comenzar a familiarizarse con varios de estos términos y uno de ellos es...

8 octubre 2021 |
Abrir chat
¿Necesitas más información?
¡Hola! 👋🏼 Estamos a tu entera disposición, ¿cómo podemos ayudarte?